La clasificación del arte ha evolucionado como su concepto mismo, de la misma manera que la profesión de oficio de cerrajero ha evolucionado a través del tiempo, en un principio eran herreros, luego cerrajeros y ahora son verdaderos especialistas en seguridad, durante los siglos XIX y XX han comportado un nuevo intento de definir el arte con base en parámetros más abiertos y omnicomprensivos, intentando abarcar tanto una definición teórica del arte como una catalogación práctica que incluyese las nuevas formas artísticas que han ido surgiendo en los últimos tiempos (fotografía, cine, cómic, nuevas tecnologías).

Clasificación de las artes en el siglo XX

Hoy día el arte es un concepto abierto e interpretable, donde caben muchas fórmulas y concepciones, si bien se suele aceptar un mínimo denominador común basado en cualidades estéticas y expresivas, así como un componente de creatividad. Durante el siglo XIX se consideraban cinco artes (Arquitectura, pintura, escultura, literatura y teatro), pero en el siglo XX  con la evolución de la visión del arte en el cual cualquier teoría del arte es una imposibilidad lógica, y no simplemente algo que sea difícil de obtener en la práctica, se le añadirán cuatro más para llegar a un total de nueve artes, sin ser capaces los expertos y críticos de ponerse de acuerdo sobre la clasificación un «décimo arte»..

Según Weitz, una cualidad intrínseca de la creatividad artística es que siempre produce nuevas formas y objetos, por lo que «las condiciones del arte no pueden establecerse nunca de antemano». Así, «el supuesto básico de que el arte pueda ser tema de cualquier definición realista o verdadera es falso

En tal sentido se reconocen con artes los siguientes géneros: Arquitectura, Escultura, Artes visuales, que incluyen la pintura, el dibujo y el grabado, Música. Literatura, que incluye a la poesía. Las artes escénicas, que incluyen teatro, danza, el mimo y el circo. Cinematografía. Fotografía. Historieta.

Tendencia del siglo XXI.

Actualmente críticos e historiadores consideran otras artes, como la gastronomía, la perfumería, la televisión, la moda, la publicidad, la animación y los videojuegos. En la actualidad existe aún cierta discrepancia sobre cuál sería el décimo arte.

Desde esta perspectiva se puede plantear que se denomina artista a aquella persona que, o bien practica un arte, o bien destaca en él. Por definición, un artista es quien elabora una obra de arte; y en paralelo a la evolución del concepto de arte, en épocas pasadas un artista era cualquier persona que trabajase en las artes liberales o vulgares, desde un gramático, un astrónomo o un músico hasta un albañil, un alfarero o un ebanista. Sin embargo, hoy día se entiende por artista a alguien que practica las bellas artes. Aun así, el término artista puede tener diversas acepciones, desde el artista como creador, hasta el artista como el que tiene en la práctica de un arte su profesión. Así, a menudo llamamos artistas a actores o músicos que solo interpretan obras de otros autores.

Por admin

error: Content is protected !!