El arte es algo complejo, de hecho, puede resultar difícil imaginar para algunos, cómo una obra de arte puede costar miles e incluso, millones de dólares. Pero, si ves otra con características similares, pero su valor no se acerca en lo absoluto a esas impresionantes cifras. Así que, para ayudarte a comprender esta aparente disparidad, te vamos a dar a conocer los factores que ayudan a dar valor a una obra de arte.

Prestigio

Esto depende principalmente al autor de la obra o artista, es como las marcas que fabrican las cerraduras que el cerrajero recomienda, siempre vas a preferir aquellas marcas que cumplen con una serie de cualidades que permiten que la marca sea asociada a calidad.

En el arte es algo similar, además, el prestigio tiene que ver con la importancia de la obra en un contexto histórico, incluso si se hace referencia a un artista contemporáneo. Lo más importante es la influencia de la obra en estudio sobre otros artistas y la acogida de parte de los especialistas.

Por supuesto, algunas críticas serán positivas, otras negativas, sin embargo, no importa la orientación de la opinión del crítico de arte, siempre servirán para resaltar cualidades de la obra.

También aporta prestigio la galería que la ofrece, las exposiciones en las cuales ha estado y quiénes han sido los dueños.

Proveniencia

Esto hace referencia a la historia de la obra, para esto, se deben responder varias preguntas.

  • ¿Quién vende la obra?
  • ¿Dónde ha sido exhibida?
  • ¿Ha sido parte de un hecho histórico?
  • ¿Alguna celebridad ha sido dueño de la obra?
  • ¿Ha sido parte de alguna Colección Real?

Es importante destacar, que las respuestas a estas interrogantes tienen gran influencia sobre el precio, pero estas respuestas deben estar avaladas con evidencias históricas, que cada una de estas evidencias se puedan rastrear y demostrar.

Autenticidad

Para evaluar la autenticidad de una obra, ésta debe ser sometida a varias pruebas químicas, que permitan establecer la edad de la pintura o escultura, también se requiere de peritos especializados en los periodos históricos y artísticos, quienes tendrán la potestad de extender certificados de autenticidad.

Sin embargo, también son considerados aquellos documentos que puedan demostrar la historia de la obra, con ayuda de documentos de la época o cualquier otro tipo de referencia.

Demanda

Este concepto se maneja igual que en otros mercados, la demanda estará asociada a la reputación del objeto y del artista, teniendo en cuenta que a mayor reputación, mayor es la demanda de la obra, por ende, mayor será el precio.

En este punto es necesario mencionar que la demanda de un autor, no siempre es estable, suele ser por periodos, cuando la competencia juega su papel en el mercado y hace que los precios se incrementen.

Conservación

Este aspecto se encuentra relacionado con el material en el cual se encuentra elaborada la obra, así que es ideal que la obra no esté golpeada, deformada, decolorada o rota, sin embargo, siempre hay excepciones respecto a estos aspectos, ya que algunas obras o piezas arqueológicas han sobrevivido a verdaderos cataclismos.

Una vez que la obra ha sido recuperada, todas las entidades relacionadas en este proceso, se preocupan por garantizar las mejores condiciones posibles, para que el objeto tenga una larga vida.

Por admin

error: Content is protected !!